viernes, 30 de marzo de 2012

MÓNICA RODRÍGUEZ:
Una escritora encantadora.

El pasado día 19 de marzo vino a nuestro colegio la escritora Mónica Rodríguez Suárez. Nos visitó a eso de las 11 de la mañana en el Salón de Actos donde todo estaba preparado para la ocasión. El maestro D. Miguel Roldán -responsable de nuestra biblioteca- preparó una presentación multimedia que proyectamos en la pantalla de fondo, en la que veíamos fotografías de Mónica en varios momentos importantes de su carrera, y con escritores amigos.
El director le dio la bienvenida agradeciéndole su presencia y entonces ella empezó a hablarnos de muchas cosas que consideraba importantes dentro del apasionado oficio de inventar y contar historias.
Casi de lo primero que nos habló fue de que tiene tres hijas: Marta, Lucía y Paula, y que a cada una de ellas le ha dedicado un libro.
Nosotros leímos su libro titulado “Diente de León”.
Nos explicó cuánto tardaba en escribir todo un libro, nos respondió que “el tiempo que necesitase”.
Ha escrito cuentos, novela juvenil y novela para adultos.
Para hacer su libro se inspiró en un reportaje sobre el cuidado de los ancianos que vio en el Telediario.
Con esta historia ganó el XXII Premio Ala Delta de cuentos infantiles.
Nos contó que para ella es muy importante encontrar el nombre adecuado a cada personaje, que a veces le cuesta y tarda en dar con el nombre exacto.
Este libro se lo dedicó a su pareja, Javi, junto al cual quiere envejecer.
Nos habló de lo importante que es demostrar el cariño a las demás personas y hacer todo lo bueno que se nos ocurra, aprovechar los momentos actuales.
En su historia deja muchas veces la acción en suspense, y nos obliga a quedarnos pendientes de lo que ocurrirá, leyendo con mucho interés el capítulo siguiente.
Nos contó que ha dejado de trabajar como física por hacer realidad su sueño: ser escritora.
Así, durante su intervención, nos habló de su amiga Irene, que hoy es piloto de helicópteros, y de lo fundamental en la vida: que cada ser humano descubra qué quiere hacer y se prepare lo mejor posible: por eso hay que estudiar mucho para conseguir aprender todo lo que necesitamos para hacer realidad nuestros sueños.
Nuestro compañero Raúl, de quinto A, le mandó un e-mail diciéndole lo mucho que le ilusionaba que viniera a nuestro colegio. Esta era una de las razones por las que Mónica nos contó que venía con mucho gusto, y animada por la que fue una genial acogida entre nosotros.


Rodeada de niños y niñas que admiran su trabajo: su compañía favorita.

 En el salón de Actos, delante de una foto con uno de sus mejores amigos, también escritor. 
¿Sabes quién es?
Firmando uno de los ejemplares del colegio, y aquí os colocamos un cuento de Sofía: ¿llegará a ser una gran escritora? ¡Ojalá!




Cuando acabamos el libro nos quedamos con la intriga de quién era Nicolasa,una de las protagonistas de la historia. Nosotros hubiéramos querido que fuera la niña la pequeña Mirta, primera novia de él. Sin embargo, como dice Mónica, cada libro es la mitad de la escritora o escritor, y la otra mitad de la imaginación de quien lo lee, así que preferimos imaginarnos un final feliz: se reencontrarán Mirta y le Sr. Manuel, el pequeño que llegó a ser abogado y contó su gran secreto a Nicolasa, para desahogarse y encontrar el perdón.
Con el libro de Mónica nos gustó utilizar la idea del diente de león, un montón de semillas al viento, que unas veces encuentran donde germinar y otras no...
En nosotras y nosotros ha sembrado el gusto por la lectura como aventura.

Gracias Mónica, nos gustó mucho tu forma de hablar.

Omar, Rania, Naiara, Gabriel, Ismael, Juan Diego y Jose del Pino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario